Hombre es obligado a decidir entre tener sexo con su hija o morir, prefirió que lo decapitaran

Únete a nuestro canal de Telegram

El terrorismo musulmán ha sido un problema de larga data en Nigeria. En la Lista Mundial de Vigilancia de Puertas Abiertas 2023 por violencia extrema, el país ocupa el 6º lugar debido a las acciones de varios grupos, particularmente las de Boko Haram y los Fulani contra los cristianos.

Es posible que no se dé cuenta de la frecuencia con la que los cristianos son atacados, secuestrados, violados y asesinados en la nación.

Un buen ejemplo de esta violencia es el caso de Janada Marcus, de 22 años. La joven tuvo que soportar las atrocidades de Boko Haram mientras su padre se veía obligado a decidir entre tener sexo con ella o morir. Inmediatamente, fue decapitado por no acceder a la atroz petición de los terroristas.

Ella afirma que su padre era dueño de un terreno cerca de Maiduguri, donde trabajaron con alegría y cantaron hasta que ocurrió la tragedia. «Luego llegó el 20 de octubre de 2018, el día en que el sol desapareció de nuestras vidas. Boko Haram de repente nos rodeó. Amenazaron con matar a mi padre con un machete y dijeron que nos liberarían si tenía sexo conmigo».

«Estaba temblando pero indefenso, y no pude controlar mis lágrimas, ya que mi madre no podía hablar debido a la conmoción. Miraron hacia mi madre y hacia mí mientras sostenían un machete en la frente de mi padre. Evité hacer contacto visual porque me daba vergüenza mirarlo a la cara después de escuchar las sugerencias de los hombres, que eran ¡horribles! Yo estaba avergonzada por lo que me estaban sugiriendo».

«No puedo dormir con mi propia carne y sangre, mi propia hija, preferiría morir antes que cometer esta abominación», dijo su padre mientras inclinaba la cabeza en señal de sumisión a los terroristas para ser asesinados.

En respuesta a este desafío, uno de los terroristas agarró un machete y ejecutó al padre de Janada frente a ella y su madre.

«Estaba experimentando un dolor inimaginable en ese momento. El piso estaba cubierto con la sangre de mi padre. No puedes imaginar la tortura y el sufrimiento que soporté en ese momento. Le rogué a Dios que acabara con mi vida porque ya era un cadáver viviente, pero Él era sordo. Con una valentía increíble, corrí y agarré mi faja para vendar la cabeza de mi padre para que no saliera sangre».

El 9 de noviembre de 2020, Boko Haram volvió a emboscar a Janada cuando se dirigía a un edificio del gobierno.

«Esta vez, me atraparon. Durante 6 días, me atormentaron severamente física, mental y emocionalmente en el monte».

«Esos 6 días me parecieron 6 años porque pasé por tantas cosas terribles y horribles que ni siquiera puedo explicar. Me liberaron el 15 de noviembre de 2020. Regresé y me quedé con mi madre unos días antes de que ella me llevó al centro de trauma dirigido por la diócesis de Maiduguri».

Janada afirma que, tras una serie de sesiones de asesoramiento, la llevaron al hospital para que la examinaran y la cuidaran por si había contraído alguna enfermedad.

Luego se sometió a seis meses de curación, súplicas y oración. «Ahora estoy de pie nuevamente», declara. Desde entonces ha podido superar su pasado.

«Después de completar mi recuperación, me matriculé en la universidad. Estoy muy feliz y haré cualquier cosa para obtener mi diploma y convertirme en un gran miembro de la sociedad», dijo.

Según Janada, su experiencia inicialmente la hizo sentir distante de Dios. «Poner mi fe en Él y volverme a Él fue difícil para mí. Irónicamente, mi dolorosa experiencia me llevó a una relación más cercana con Dios, pero hubo momentos en los que quise rendirme», dice.

Según la joven, pensó que ser cristiana era completamente inútil. Sin embargo, descubrió todas las respuestas a sus preguntas a medida que avanzaba en su proceso de curación.

«Descubrí que Dios todavía existe. Seguiré creyendo en Él y entregando mi vida a servirle a pesar de todo lo que he pasado», comentó.

«Es difícil perdonar y olvidar, y después de todo lo que he pasado a manos de Boko Haram, no puedo pensar que esté diciendo esto, pero los perdono en mi corazón y oro por la salvación de sus almas».

Únete a nuestro canal de Telegram

Deja un comentario