Un pueblo en el Himalaya acepta a Jesús luego de que un niño expulsara el espíritu maligno de uno de sus amigos

Únete a nuestro canal de Telegram

La experiencia del milagro de Himalaya condujo la conversión masiva a Cristo, según la misión Operatie Mobilisate. Un pueblo recibió a Jesús y aceptó la fe, y sus misioneros anunciaron la buena noticia en las montañas.

Mientras los niños jugaban en el pueblo, uno de ellos empezó a ser poseído por un espíritu maligno.

«El niño comenzó a actuar de una manera muy extraña e incluso aterradora, como si estuviera poseído por un demonio», comentó la OM.

De repente, un niño, llamado Milán, afirmó saber qué hacer porque asistía a una escuela bíblica. Se acercó al niño poseído y dijo: “Me enteré, sé qué hacer. ¡Sé orar!».

Entonces, Milán oró en el nombre de Jesús, entonces el espíritu maligno fue expulsado y el niño fue liberado. «Todos regresaron a sus casas y contaron a sus familias lo que Jesús había hecho», dijo la misión.

Impactados por el poder de Dios, todos los residentes aceptaron a Cristo como su Salvador. «¡Todo el pueblo aceptó la fe!», testifico la OM.

Operatie Mobilisate en una misión holandesa dedicada a llevar en Evangelio a los pueblos sin cristianismos por más de 60 años. La organización actúa en 120 países mediante la labor de más de 4.900 personas, quienes trabajan en áreas como el mercado, las artes, la pastoría y la educación.

Según la Junta de Misiones Internacionales, hay alrededor de 1.000 grupos étnicos no alcanzados en el sur de Asia. Además, de ser el continente más poco alcanzado por el evangelio, según el Proyecto Josué.

Únete a nuestro canal de Telegram

Deja un comentario