Luego de rescatar a una familia de ahogarse en un río, hombre le da todo el crédito a Dios por poder llegar a tiempo

Únete a nuestro canal de Telegram

Un padre y sus dos hijos, de 10 y 8 años, estuvieron en peligro de ahogarse en un río de Utah, cuando el kayak inflable en el que se encontraban se volteó, dejándolos a merced de las turbulentas aguas, pero milagrosamente fueron rescatados por buenos samaritanos que llegaron justo a tiempo para salvarlos.

Eric Odenthal y su amigo, Gaar Lausman, residente de Moab y ex asociado de Búsqueda y Rescate del Sheriff del Condado de Grand, que se encontraban remando en la zona, fueron quienes intervinieron para salvar a la familia.

“A veces, salvar vidas se reduce a estar en el lugar correcto en el momento correcto. El jueves pasado, dos hombres de Moab estuvieron en el lugar correcto en el momento correcto en el río Colorado y salvaron a una familia de 3 personas de ahogarse”, informó Grand County Sheriff’s Search and Rescue (GCSAR).

Los antes mencionados, lograron rescatar a los dos niños, mientras que el padre siguió luchando por mantenerse a flote en el agua. Fue en ese momento que Daniel Wright apareció repentinamente en una moto acuática. Según el GCSAR, Wright inicialmente no vio al padre, pero Lausman logró llamar su atención y posteriormente pudo rescatar al hombre.

“Lausman pudo subir a los dos niños a su tabla de remo, pero no pudo perseguir al padre. En ese momento, Daniel Wright, residente de toda la vida en Moab, estaba viajando río arriba en su moto acuática. Lausman logró llamar su atención y señaló al padre que todavía estaba siendo arrastrado río abajo”, informó.

Gracias a Dios, tanto el padre como los niños lograron salvarse de lo que pudo haber sido una verdadera tragedia.

Ante la situación, GCSAR proporcionó más detalles sobre el incidente y aprovechó de hacer un llamado de atención. “Según los informes, el niño de 10 años llevaba un chaleco salvavidas (PFD) que se inflaba con un cartucho de CO2. Ese PFD había volteado al niño para que quedara boca abajo en el agua. El niño de 8 años llevaba un chaleco salvavidas demasiado grande y no podía mantener la cabeza fuera del agua”, dijo. “GCSAR desea aprovechar esta oportunidad para alentar a todos a usar PFD adecuados, ajustados y usados ​​correctamente en todas partes del río Colorado”, agregó.

Por su parte, Daniel Wright reconoció que fue Dios quien lo llevó a ese lugar en el momento preciso. “Estoy realmente agradecido. Realmente creo que Dios me tuvo allí en el momento adecuado”, afirmó.

Únete a nuestro canal de Telegram

Deja un comentario